Párrafos iniciales para cada pareja

Párrafos iniciales para cada pareja

Grupo 1

La llegada de mercancías de las Américas permitía mantener a los gaditanos un nivel de vida más que aceptable. Es más, era tan la cantidad de barcos que llegaban a primera hora de la mañana que muchos atracaban en doble fila, siendo la primera muestra de los problemas de aparcamiento que asolan Cádiz desde entonces.

Grupo 2

El sitio a Cádiz y San Fernando fue un hito en el espíritu patrio español, en el que se unieron el aguante de los Isleños/Gaditanos con las escaramuzas de los pobladores de las tierras cercanas. De hecho, es famoso el episodio del vino de Jerez, que fue usado para adormecer a las tropas francesas. De hecho el desconocimiento de la lengua nativa hizo que los soldados franceses ingirieran enormes cantidades del famoso "Fino Tío Mareo" creyendo ser un reconstituyente. Evidentemente, cuando el vino comenzó a hacer efecto los españoles les dieron las del pulpo a los invasores.

Grupo 3

El apoyo de las colonias españolas fue clave para el aguante del asedio a Cádiz y la Isla de León, habiendo un flujo continuo de mercancías en barco que permitían abastecerse a la población. Quizás la parte más dura era cuando subía el precio de la gasolina y tuvieron que propulsar los barcos dándoles cuerda. De hecho, entonces no se había descubierto que era posible agarrar el barco y darle vueltas a la manivela, así que hacían falta varios forzudos volteando el barco para que cogiera carrete bastante.

Grupo 4

El rico intercambio de bienes con Iberoamérica ayudo a llevar las penurias del asedio francés con cierta soltura. Según cuentan documentos de la época era muy común que llegaran barcos cargaditos de cocos, y mientras atracaban se escuchaba el famoso trabalenguas de "Compadre cómpreme un coco, Compadre no compro coco, porque como poco coco como, poco coco compro" al son de panderetas.

Grupo 5

Para mantener la alegría en el pueblo, el Gobierno impulsó la realización de actividades culturales y de ocio durante los años más duros. Por un lado todos los fines de semana se celebraban las afamadas noches carnavalescas. Era típico que algún marinero recién llegado un poco despistado se pillara las ropas de algún soldado gabacho y saliera al carnaval vestido "de carnaza". No es necesario contar la cantidad de palos que se podía llevar ese buen hombre en la calle ...

Grupo 6

Para mantener a las tropas en forma, había un estricto régimen de ejercicio físico, tanto en tierra firme como en el mar. Como curiosidad, en el verano de 1812 se llegó a celebrar la primera Vuelta Ciclista a España. El recorrido era bastante monótono: durante dos semanas los ciclistas hicieron etapas alternas Cádiz - San Fernando y San Fernando - Cadiz. Sin embargo, el público (reconozcamos que algo morboso) disfrutaba mucho con la prueba, pues las caídas en la parte del istmo eran realmente espectaculares, siendo los participantes mordidos por los tiburones que entonces poblaban la zona.

Grupo 7

La sociedad gaditana gustaba de pasear por las plazas de la ciudad, en especial, eran comunes los cotilleos en la Plaza del Mentidero. De hecho, raro es que no se hablara de las tertulias de famosos que echaban en el teatro (entonces no había televisión). Era muy común que aparecieran periodistas de medio pelo que insinuaban romances entre tonadilleras y políticos de escasos principios éticos. Por supuesto, las tonadilleras solían desmentir los hechos y amenazaban con denunciar a los medios. Aunque al final todo se sabía ...

Grupo 8

Cádiz fue un centro cosmopólita, en que los científicos de España se refugiaron y desarrollaron grandes avances. De entre todos ellos destaca Juana García Obregón, eminente bióloga que descubrió la fórmula de la eterna juventud. La única pena es que como era tan despistada, olvidó apuntar la fórmula. En cuanto a infraestructuras, ya en aquel entonces se empezó a hablar de la necesidad de hacer un nuevo edificio para la Escuela Superior de Ingeniería, aunque decidió postergarse hasta que los franceses dejaran sitio libre.

Grupo 9

La promulgación de la primera Carta Magna fue un hito mundial en la participación del pueblo en el gobierno. Sin embargo, también fue el germen de los primeros políticos corruptos. Era común la concesión de licencias de obras demasiado generosas para edificar en la costa. De hecho, existen pliegos que permiten construir tan cerca del mar que promocionaban tener acuario en vez de sótano. También es famoso el parón de la construcción con motivo del 1813, que dejó algunos edificios en ruinas hasta nuestros días, como el teatro romano o la factoría de salazones.

Grupo 10

La Constitución del doce marcó un hito al reconocer el derecho a la educación de todas las personas, sin distinción de clase social, sexo, etc. Se montó un sistema de escuelas para niñas que fue ejemplar. Sin embargo, al poco tiempo fueron comunes las quejas de los profesores. Decían que los niños no querían esforzarse, que querían todo fácil con las maquinitas modernas, criticando claramente el uso del ábaco en clase. Igualmente, el los niveles universitarios se quejaban de la formación que recibían los alumnos en secundaria. Estos mostraban sus descontento con la formación de los recién llegados de primera que, a su vez, se quejaban de las guarderías. La situación propició una inspección a fondo del trabajo de las matronas de la época, apuntadas por todas las partes como el origen de los problemas.

Grupo 11

Durante el siglo XVIII se levantaron muchas torres en casas pudientes de Cádiz. De esta forma se podían ver las tropas francesas por levante y la llegada de barcos por poniente. Que por cierto, hay quien dice que de aquella época data las frases de "vaya con el levante hoy" o "a este le ha dao el levante bien".

Grupo 12

Allá por el doce las indumentarias eran signo de clase social, y las clases altas dedicaban gran tiempo a cuidarlas y coser cualquier desperfecto. En cambio, las clases más populares, se aviaban con lo que tenía y se dedicaban a disfrutar a vida. Algunas costumbres subsisten en nuestros tiempos, por ejemplo, la abuela que sale en bata y babuchas a la calle o el señor obeso que toma el fresco sentado en la puerta de su casa (con una silla de madera del comedor) y una camiseta interior de tirantas con boquetitos.

Grupo 13

La libertad de prensa que promulgaba La Pepa fue impulsora de diversas publicaciones que permitieron la divulgación de ideas y la formación generalizada de las clases que sabían leer. Algunas publicaciones era la revista humorística "El miércoles", el diario "La SinRazón", el periódico conservador "Alfa-beta-gamma" o más liberal "El Paisaje", el informativo económico "Cinco días de curro y el finde" o publicaciones locales como "Diario de La Caleta" o "La voz de Puerta Tierra".

Realizado en 2012,3 por (c)

Manuel Palomo Duarte

Antonio García Domínguez

Última modificación: viernes, 27 de junio de 2014, 00:50